Fotógrafo Pablo Soler, toma nocturna de Iruya

Pablo Soler, fotógrafo, capturó la Belleza de Iruya

Pablo Soler, fotógrafo oriundo de Tucumán, estuvo en Iruya hace tiempo. Durante su estadía en tierra iruyana, realizó varias tomas del pueblo. Le llamó la atención ver el pueblo de noche, razón por la que tomó varias vistas nocturnas.

Bajo el título “Iruya, como nunca antes se vio”, el diario tucumano La Gaceta publicó en 2013 una serie fotográfica de Pablo Soler, luego de su paso por Iruya. Notiruya reproduce el texto y las fotografías, tal como salieron en la versión digital de ese medio.

«El tucumano Pablo Soler es empleado de La Gaceta (se desempeña en la oficina Técnica de ese diario) y, en su tiempo libre, un fotógrafo aficionado que recorre rincones del país inmortalizando paisajes. Hace unas semanas estuvo en Iruya, ese pueblito histórico de Salta que se encuentra «colgado de la montaña», entre los ríos Milmahuasi y Colanzulí, a 2.780 metros sobre el nivel del mar.

Tras recorrer sus callecitas, que tienen 250 años de tradición, buscó un lugar, preparó su cámara y esperó la luz adecuada. Así, pudo registrar a Iruya durante el atardecer. La iluminación artificial, los árboles, los colores característicos de los históricos edificios y el aporte del cielo muestran a un pueblo que, tras la caída del sol, renace en imágenes increíbles».

Para nuestros lectores, compartimos algunas de estas muy buenas tomas del fotógrafo Pablo Soler.

(Fuente: La Gaceta de Tucumán)

16 comentarios en “Pablo Soler, fotógrafo, capturó la Belleza de Iruya”

    1. gracias por tu comentario, maría. soy pablo harvey, el editor de NOTIRUYA. si quieres, también puedes seguirnos en facebook (www.facebook.com/Flicts).
      te mando un saludo grande desde iruya.

  1. Felicitaciones a Pablo Soler por las maravillosas imágenes y gracias Pablo y Notiruya por compartir y hacerme crecer las ganas de regresar a esa lugar mágico…

  2. Iruya,tan bella como llamativa aparece alli al pie de las montañas.Durante el dia la vida transcurre armonicamente con el lugar,es pura tranquilidad con sus calles cuesta arriba hacen que hasta el mas ansioso detenga su paso y la contemple,es inevitable.
    De noche atrae la atencion su iluminacion es como una luciernaga en las montañas,Iruya tiene brillo propio,no tiene nada que envidiar a las grandes ciudades.
    Y si hablamos de sus habitantes,la humildad y sencillez que los caracteriza,son cualidades innatas que poseen,podriamos decir que se diferencian del mundo,donde hoy es todo tan individualista. ,.
    Gracias Iruya por haberme permitido ser feliz en tus tierras.La vida es un feedback.

    1. muy buenas, como siempre, tus palabras, raúl!!!
      te invito a seguir el blog, y comentar y compartir cuando quieras hacerlo.
      un abrazo desde iruya para vos.

      pablo harvey (editor)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: