Voy a hablar de mi fascinación por los volcanes


Por Nancy Amargan

Soy Amargan, Pintora, entre colores, olores, pinceles, espátulas y silencios; entre todo eso, estoy yo, la verdadera, despojada de todo. Desnuda el Alma.

Delacroix escribió en su diario, en un artículo titulado «Imaginación», que imaginar es combinar los elementos que conocemos, que hemos visto, con otros que se alojan en el interior mismo, en el Alma del Artista.

Voy a hablar de mi fascinación por los volcanes, que es una de las series que más me apasiona pintar. Nunca presencié una erupción, asocio a que nuestros recuerdos son siempre fragmentarios.



De niña disfrutaba mucho de la quematina de la chacra de mi papá (Juan Amargan) preparando el suelo fértil, para la próxima cosecha… esas enormes lenguas de fuego fueron fragmentos de los volcanes que décadas más tarde se plasmaron en el lienzo. Siento que con cada cosa que muere toma cuerpo y nos llega en una extraña calma, la convulsión, la erupción ayuda a que todo continúe y nos reconcilia con el Caos.



«Brasa silenciosa que proyecta sus chispas, que golpea mi imaginación en sus partes vitales, meteoro entre las violentas simientes del viento», leí alguna vez y me pareció sublime.




Mis obras siempre están relacionadas con el fuego de alguna manera. Mis retratos son al Carbón, siempre buscando entre las cenizas, renacer.


Para disfrutar también:

Un comentario sobre «Voy a hablar de mi fascinación por los volcanes»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: