UNA CALLECITA DE IRUYA

Una calle de Iruya, que mira hacia el oeste; empedrado suelo empinado.
Una calle de Iruya, que mira hacia el oeste; empedrado suelo empinado.

En el suelo de piedra, escalones conducen a la parte plana y superior de la calle. Un perrito baja, un caballo espera ensillado arriba. (Foto: Pablo Harvey)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: