UN PAISAJE INVERNAL EN IRUYA

IRUYA, Salta.- En invierno, los cerros quedan cubiertos de escasa vegetación. Todo luce con más marrones y ocres. «Los cerros están tristes», dicen algunos lugareños.
Aún así, el paisaje es hermosísimo. En la imagen tomada desde la Panti Pampa están los cerros que rodean a Iruya (una partecita se ve al centro). También se ve Campo Achiras, Campo Redondo, y en el horizonte el Cerro Morado. (Foto: Pablo Harvey).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: