Canto celta para el comienzo del día

Canto Celta de Veneración para el Comienzo del Día

Un canto celta de veneración. Una oración para el inicio del nuevo día. Los celtas tenían conciencia de la importancia de cada día y su carácter sagrado. Los celtas jamás iniciaban el día con una perspectiva rutinaria y embrutecedora; cada día era un comienzo. Y ello queda reflejado en esta oración.

Canto Celta de Veneración para el Comienzo del Día

Dios me bendiga para el nuevo día
no concedido hasta hoy,
para bendecir mi presencia me has dado el triunfo,
oh Dios. Bendice mi ojo,
que mi ojo bendiga todo lo que ve,
bendeciré a mi vecino,
que mi vecino me bendiga,
que Dios me dé corazón limpio,
no me pierda de vista tu ojo
bendice a mis hijos y a mi esposa
y bendice mis medios y mi ganado.

Y un antiguo poema celta, también para el comienzo del día.

Me levanto hoy
por la fuerza de Dios que me dirige,
el poder de Dios que me sostiene,
la sabiduría de Dios que me guía,
el ojo de Dios que me mira,
el oído de Dios que me oye,
las palabras de Dios que me hablan,
la mano de Dios que me cuida,
el camino de Dios que aparece ante mí,
los escudos de Dios que me protegen,
las huestes de Dios que me salvan
de las trampas de los demonios,
de las tentaciones de los vicios,
de todo el que me desee el mal,
lejos y cerca, solo y entre la multitud.

(Extraído del libro Anam Cara, de John O’Donohue)

Además del Canto Celta de Veneración

Para ver más pensamientos, oraciones y enseñanzas: consultá la sección Parábolas y Reflexiones

A %d blogueros les gusta esto: