NUEVA «APRETADA» DEL INTENDENTE EUGENIO HERRERA A PABLO HARVEY, EDITOR DE NOTIRUYA

El sábado 25/01, pasadas las 23 hs, el intendente Eugenio Herrera llamó por teléfono a Pablo Harvey, editor de NOTIRUYA, para lisa y llanamente «apretarlo» diciéndole que tendrá que dar cuentas ante la justicia por publicar información falsa acerca de las fechas en las que el gobierno provincial transfirió dinero al municipio Iruya antes de fin de año (2019), y por faltarle el respeto a autoridades como el secretario de gobierno Santos Cruz, la ex secretaria de turismo Antonella Poclava y el presidente de la Finca El Potrero Aldo Montellanos, al publicar que habían cometido una payasada respecto al alambrado colocado por Bernabé Montellanos cortando el paso a «La Cruz». Dijo que todo ya está en manos de la abogada del Municipio.

En respuesta, Pablo Harvey respondió que la información publicada es la que había dado el gobierno de la provincia, información que por otro lado fue publicada con anterioridad por el medio DNI Salta. Le recordó además que lo había invitado varias veces, como también a las autoridades de la Finca El Potrero y al senador Walter Cruz, a dar públicamente su versión de los hechos, y que la invitación sigue pendiente aunque nunca hayan respondido a la misma.

Herrera replicó que «nosotros, con mi equipo de trabajo, no queremos salir en NOTIRUYA», olvidándose de que brindar información de sus actos es un deber del municipio; no es algo que se le da a alguien sí y a otro no, por capricho. Y a la vez, la información es un derecho de todos.

Respecto a lo de faltar el respeto a las autoridades, Harvey respondió que los que faltaron el respeto al pueblo y se rieron de todos en la cara fueron los mencionados más arriba junto a Bernabé Montellanos, al decir que había una pasada cuando sólo había un espacio ridículo para pasar, con riesgo de la integridad física tanto para los vecinos de Iruya como para los turistas. Todos ellos estaban más preocupados en «limpiar» lo hecho por Montellanos que en ver lo que sucedía ante sus ojos. Harvey agregó que ¿Cómo puede ser que ni el secretario de gobierno ni la secretaria de turismo de un municipio vieran que delante de sus narices había un alambrado en un camino vecinal, lo que constituye un claro delito?
Agregó que justamente por eso, por el atropello y el abuso que ese alambrado representaba, una parte importante del pueblo se rebeló y lo retiró el sábado 14, ya que el intendente no había movido ni un dedo en cinco días para dar la solución inmediata que requería el caso.

El intendente Herrera se excusó diciendo que no había podido hacer nada porque en esos días estaba en Salta. Olvidó que el martes 10, cuando él asumió el cargo, el alambrado ya estaba colocado y él estaba en Iruya. La pregunta del millón es: ¿sabía él que Montellanos había colocado el alambrado? En un pueblo chico las noticias corren rápidamente.

Herrera expresó que Harvey también lo acusa de avalar el accionar de Montellanos y que eso deberá probarlo en la justicia.
Entonces Harvey replicó que sería muy bueno para todos que el intendente explicara qué hacía la noche del 14 de diciembre en el destacamento policial, cuando los adjudicatarios de las viviendas estaban justamente denunciando a Montellanos. Herrera contestó que fue al destacamento porque lo llamó el oficial Marcial Velázquez para preguntarle cuál era la situación con las viviendas en conflicto.
Cabe aclarar que aquí sucedieron varias desprolijidades, en el mejor de los casos. Después de una larga reunión entre el intendente Herrera y el oficial Velázquez, se les dijo a los adjudicatarios de las viviendas que no denunciaran a Montellanos, ya que los documentos que tenían que los acreditaban como dueños legales de las viviendas no eran válidos. Lo correcto es que quien decida si los documentos y las denuncias son válidos sea un fiscal, o sea alguien que represente al poder judicial. Un oficial debe tomar las denuncias y elevarlas a la fiscalía sin más, sin llamar a un intendente; y un intendente (poder ejecutivo) no tiene nada que hacer en un destacamento policial en estos casos.
De esta manera fueron disuadidos de radicar las denuncias, y el propio Herrera puso el camión del municipio y empleados municipales para retirar los muebles y pertenencias de las personas perjudicadas, elementos que se encontraban custodiados por familiares de los frustrados denunciantes en el acceso a las viviendas que había cercado nuevamente Montellanos. ¿Acaso eso no es visiblemente avalar la acción ilegal de Montellanos?
El caso es que las denuncias a Bernabé Montellanos fueron realizadas por dos de los adjudicatarios en la Fiscalía 4 de Salta en lugar de hacerse como correspondía, en el destacamento policial de Iruya. Los otros seis desistieron de hacer la denuncia.

Finalmente, Herrera le volvió a decir a Harvey que tendrá que dar cuentas en la justicia y que en los próximos días, cuando tenga tiempo, le acercará unos papeles.

Con esta, es la tercera «apretada» que el intendente Eugenio Herrera le hace a Pablo Harvey en menos de un mes. La primera había sido el 27 de diciembre pasado, cuando lo citó en la municipalidad y le dio la orden de que levantara una publicación de NOTIRUYA, diciendo además que no estaba autorizado a publicar nada del municipio. Cosas a las que Harvey, por supuesto, se negó en forma rotunda por estar absolutamente fuera de lugar. ¿Habrá leído Herrera el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos?
La segunda «apretada» fue por radio, en la FM Municipal, el 10 de enero, audio que ya publicó NOTIRUYA.

Y sin mencionar que en la asamblea de la Finca El Potrero del sábado 18 de enero, junto a Aldo Montellanos, Bernabé Montellanos y Marisa Sanchez intentó que los presentes firmaran una sanción en su contra. Por supuesto, la gran mayoría de los asistentes a la asamblea se negó a firmar.
Hechos lamentables que están sucediendo en Iruya.

2 comentarios sobre «NUEVA «APRETADA» DEL INTENDENTE EUGENIO HERRERA A PABLO HARVEY, EDITOR DE NOTIRUYA»

  1. Fuerza Pablo!!!
    Desde Cañada de Gomez pcia de Santa Fe!!!
    La verdad siempre sale a la luz!!!
    Aunque algunos intenten ocultarla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: