Llegó dinero a los cajeros de Iruya, después de casi un mes

IRUYA, Salta, Argentina, 09/04/20.- Después de casi un mes de tensa espera, los cajeros automáticos de Iruya volvieron a tener dinero, lo cual tuvo como consecuencia que una gran cantidad de vecinos llegara y se formara una larguísima cola, en pleno período de aislamiento preventivo obligatorio decretado por el gobierno nacional el 19 de marzo a última hora por la pandemia de COVID-19.
Un mes es muchísimo tiempo sin poder contar con dinero en efectivo, más aun en un lugar como Iruya, en el que ningún comercio acepta tarjetas de débito o crédito. Esto había generado gran preocupación en los iruyanos, quienes diariamente reclamaban una urgente solución al problema.

Hay solamente dos cajeros automáticos en todo el Municipio Iruya, en el cual según censo reciente reside una cantidad superior a 3500 habitantes repartidos en más de veinte pueblos y parajes, algunos de ellos distantes a varias horas de camino a pie desde el pueblo de Iruya, cabecera del municipio.

Los cajeros están justamente en el pueblo de Iruya, en calle San Martín casi esquina Güemes, y son propiedad del Banco Macro, que habitualmente repone el dinero desde la provincia de Jujuy, en ocasiones desde la capital y en otras se ha traído el dinero desde Humahuaca. Lo cual demanda un viaje de varias horas debido a lo sinuoso del camino de montaña que llega hasta los 4000 msnm, con 54 km de ripio y con cruces de vados de ríos. La distancia de Iruya a Humahuaca es de 73 km y a San Salvador de Jujuy de 200 km.

El procedimiento de rutina es el siguiente: cuando no queda más dinero en los cajeros, se avisa telefónicamente al banco y éste realiza la reposición, proceso que puede demorar en total entre uno y tres o más días a veces.
Si bien sucede reiteradamente que los cajeros se queden sin dinero, resulta extraordinario que haya pasado tanto tiempo en reponerse el mismo. La falta se produjo aproximadamente una semana antes del aislamiento obligatorio que comenzó a regir a partir de las 00 hs del día 20 de marzo.

Desde esa fecha hubo muchos pedidos y reclamos por una urgente solución, dada la gran necesidad de dinero por parte de los vecinos. Mensajes que eran enviados a la FM Municipal siempre tenían la respuesta de que las autoridades de gobierno estaban realizando los trámites y reclamos correspondientes; pero la solución demoraba en llegar.
Acerca de las gestiones realizadas por el municipio no podemos dar más precisiones ya que el intendente Eugenio Herrera no atiende las llamadas del editor de NOTIRUYA desde enero, ni se comunica con este medio. Incluso intentó prohibir que NOTIRUYA publicara todo aquello que fuera relativo al Municipio Iruya, lo cual hizo tanto en forma privada como pública. Pero ese es otro tema.

Se llegó a escuchar por la FM Municipal que el camión (o camioneta) estaba viajando hacia Iruya con el dinero, pero que por una tormenta se había vuelto varios km antes de llegar. O que Jujuy no dejaba que el vehículo viniera, dado que habían cerrado las fronteras e Iruya está en provincia de Salta. Razones quizás desde algún punto de vista válidas, pero los cajeros seguían vacíos y los vecinos iruyanos cada vez más preocupados y necesitados de un dinero que era suyo y al que no podían acceder.

El lunes 6 de abril y en un intento de dar una solución al grave problema, el gobierno municipal comunicó a través de la FM que seis personas designadas irían hasta el cajero de Humahuaca llevando las tarjetas de todas las personas que necesitaran retirar dinero de sus propias cuentas; para ello cada vecino debería concurrir a la municipalidad con dichas tarjetas y otorgar la clave para poder acceder a sus cuentas.
Así se hizo y varios iruyanos pudieron juntarse con dinero en efectivo. Por supuesto, muchos otros seguían sin poder cobrar, ya fuera porque no se habían enterado de la posibilidad de entregar sus tarjetas o porque no deseaban hacerlo.

Paralelamente, el mismo lunes y ante la situación crítica existente y la preocupación por los reclamos recibidos por vecinos de Iruya, el delegado del pueblo kolla Cornelio Herrera realizó un pedido al INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), solicitando que este interviniera y buscara una solución lo más pronta posible. El INAI designó como delegada a la escribana Valeria Zambrano, técnica territorial de esa institución, para tratar con el Banco Macro en la ciudad de Salta.

Finalmente se logró que representantes del Banco Macro llegaran hoy jueves desde Salta y abastecieran de dinero al cajero, con profundo alivio para muchos iruyanos. Había pasado casi un mes desde que los cajeros quedaran vacíos.
Cornelio Herrera expresó su agradecimiento al INAI y a la escribana Valeria Zambrano, quienes a través de su acción contribuyeron a solucionar este gran problema para los vecinos de Iruya.

Más allá de lo sucedido y de las causas que lo motivaron, es de esperar que desde aquí en más se pueda encontrar la forma para que esto de ninguna manera vuelva a ocurrir; y que a través de los mecanismos adecuados se pueda garantizar un servicio que constituye un derecho de los habitantes de este municipio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: