De San Isidro a Iruya, pueden verse paisajes fantásticos.

Volviendo de San Isidro a Iruya, agua cristalina y cerros coloridos

IRUYA, Salta, Argentina.- Se puede decir que el paseo preferido por quienes eligen visitar Iruya en vacaciones, es la excursión a San Isidro. Entre abril y diciembre, el agua del río es cristalina y el caudal es bajo, por lo cual puede realizarse tanto caminando como en vehículo 4×4. Los paisajes, como muestra la imagen, son inolvidables.

Cerros de colores, piedras de diferentes formas y tamaños, el sonido del río con su agua cristalina, son sorpresas que una tras otra va brindando la naturaleza. (Foto: Nano Escudero).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: