El erke y la montaña, sonido y ecos que quiebran el silencio milenario

IRUYA, Salta, Argentina, 09/10/20.- Un erke se destaca frente al fondo inmenso de la montaña. Figuras colosales parecen danzar lentamente al son de este instrumento tan profundamente ligado a la vida de los iruyanos.

Casi parece escucharse el sonido ronco de la corneta (así llaman al erke los lugareños), sonido que se repite en los ecos que proporciona la montaña desnuda, quebrando el silencio milenario.
Suena la corneta, los ecos actuales se entremezclan con ecos que emergen del pasado, que se hace uno con el presente. En esos instantes fantásticos, únicos para quien los puede vivir en toda su dimensión, pasado y presente se hacen uno; y envían un mensaje hacia el futuro, que se pierde entre las quebradas después de repetirse una y otra vez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: