Comiendo alfalfa tranquilamente, en una tarde en la montaña

IRUYA, Salta, Argentina, 10/09/20.- En una tarde apacible, bajo los rayos de un sol ya a punto de ocultarse tras la montaña, las cabras comen alfalfa con gran tranquilidad.

Sus sentidos caprinos no parecen hacer demasiado caso al coronavirus; para ellas, es una tarde como cualquier otra en las que no se sospechaba ni siquiera la llegada de esta pandemia. Ni siquiera, al mirar, parecen sorprenderse de que las personas tengan puesto un barbijo. Miran curiosas, atentas a los movimientos de quien se acerca, mientras siguen masticando su alimento. (Ph: Pablo Harvey).

Un comentario sobre «Comiendo alfalfa tranquilamente, en una tarde en la montaña»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: