UNA CALLECITA DE IRUYA, DESPUÉS DE LA FIESTA DEL ROSARIO

IRUYA, Salta, 04/10/16.- Después de la Fiesta del Rosario, quedan los banderines colgados. Se usaron para adornar las calles por donde pasó la peregrinación. Por la tarde, el pueblo está tranquilo y en calma. (Foto: Pablo Harvey).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: